Reducción de peso con Ayuno Intermitente


Existen muchos estudios sobre el ayuno intermitente, estos hablan sobre lo benéfico que puede ser para la pérdida de peso, mejorar la tensión arterial, colesterol así como los niveles de glucosa e insulina.

Un poco de historia…

Este enfoque de pérdida de peso el cual se basa en alternar periodos de ayuno y de alimentación a lo largo del día junto con un déficit calórico ha existido desde hace varios años, pero fue muy popularizado en el 2012 por un documental de televisión del periodista Dr. Michael Mosley y el libro The Fast Diet, seguido por libros, el cual tuvo un gran éxito de ventas.

Se ha demostrado que este ayuno es efectivo, pero en realidad no es más efectiva que cualquier otra dieta. Además, a muchas personas les resulta difícil ayunar. ¿Podrías hacerlo tú?

Por otro lado, suele tener efectos secundarios como dolores de cabeza, antojos, cansancio, caída de cabello, cambios en el ciclo menstrual, sensación de estrés, irritabilidad,

Recordemos que lo que comemos eventualmente es transportado hacia a nuestro torrente sanguíneo; por ejemplo los carbohidratos, en específico azúcares (pan, galletas, etc) llegan más rápido para que sean utilizados como energía instantáneamente; claro que nuestras células no utilizan toda esa energía; así que este exceso se almacenará como grasa. Es importante destacar que la insulina es importante para que este proceso se lleve a cabo.

Así que cuando estamos en ayuno, los niveles de insulina se mantienen bajos; lo suficiente como para que esa grasa que se almacenó anteriormente sea utilizada como energía y es así como en esta ocasión se llega a la reducción de peso.

Pero un número creciente de investigaciones sugiere que el ayuno puede ser benéfico para ciertas personas, ya que NO todas las personas son candidatas a realizarlo, las personas que quieran someterse a este régimen deben pasar por una serie de pruebas para determinar si es posible hacerlo o no.

Personas que padecen diabetes, desórdenes alimenticios, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, niños en crecimiento, jamás deben hacerlo.

Es importante que acudas con tu nutrióloga para que te pueda informar sobre las maneras en las que puedes llevar una pérdida de peso saludable y adecuada para tu edad y género. Ya que no siempre será la opción llevar un ayuno intermitente.

Fuente: Harvard Health Blog.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo